Suelo radiante refrescante

Suelo radiante frío Polytherm

El suelo radiante es el sistema de climatización por el que muchos están apostando actualmente. Las ventajas que ofrece este sistema, le hace el candidato perfecto a la hora de elegir que sistema de climatización poner en tu hogar.

Una de las ventajas que ofrece,combinado con uns sistema de aerotermia o geotermia,  es que es capaz de captar calor del exterior haciendo que se calefacte la vivienda, o bien utilizar el suelo radiante para captar el calor en el interior del hogar y expulsarlo a la calle. Por lo que se consigue una climatización totalmente confortable para todas las épocas del año, tu vivienda estará calefactada en invierno y fresca en verano.  

Suelo radiante, otra opción para refrescar tu hogar. 

¿Cómo funciona el suelo radiante refrescante?

El suelo radiante es un sistema de climatización que consiste en instalar bajo el suelo tuberías por las que circula agua caliente o fría según sea invierno o verano.

Es un sistema de climatización que funciona para ofrecerte la mayor confortabilidad posible, permitiendo que tu hogar pueda estar refrescante en verano o calefactado en inverno. Pero y ¿cómo funciona realmente esté sistema?

El principio básico del sistema de calefacción y refrigeración mediante superficies radiantes, consiste en la impulsión de agua a media temperatura (en torno a los 40ºC en invierno y a los 14ºC en verano) a través de circuitos de tuberías . Este agua es cañemtada o enfriada mediante una bomba de calor, de aerotermia o geotermia  proporcionando un sistema de calefacción muy confortable y de bajo consumo energético.

Estos circuitos se soportan sobre un aislante térmico y quedan recubiertos por una capa de mortero de cemento y sobre la que se coloca el pavimento final el cual podrá ser de tipo cerámico, piedra, madera, linóleo u otros materiales.

Cuando el sistema funciona en modo calefacción, se hace circular agua de modo que el calor es cedido al ambiente a través de la capa de mortero y del pavimento, mediante radiación, conducción y en menor grado convección natural. Por el contrario, cuando un sistema radiante funciona en modo refrigeración, el exceso de calor contenido en la estancia se absorbe, a través del pavimento y de la capa de mortero que contiene las tuberías por las que circula agua fría, disipándolo hacia el exterior de la vivienda.

Suelo radiante versus aire acondicionado

Hay que tener en cuenta que el frío por suelo no es un aire acondicionado, si no que es un sistema que consigue reducir la temperatura ambiente entre 3 y 4ºC con repecto a la temperatura ambiente que exista.  Sin movimientos de aire y con un alto nivel de confort.

Por lo que si estás buscando un sistema que te genere máximo confort, compromiso medioambiental, libre decoración, eficiente energética y un funcionamiento que te permita ahorrar en tus facturas ¡el suelo radiante es tu mejor opción.!

 Si necesitas que te echemos una mano, ¡contáctanos! nuestros profesionales te ayudarán en cualquiera de tus dudas.


Sistema de suelo radiante Minitherm frío/calor - Finalista premios AUNA