Cuidado de la instalación de suelo radiante


​Aditivos especiales para el cuidado del suelo radiante

Polytherm sistemas te puede ayudar a mantener tu instalación limpia de lodos y residuos que puedan dañar elementos de la instalación de climatización.

Para ello tenemos varios aditivos especiales de los cuales te recomendamos los siguientes:

  • THERMODOS -R, este aditivo se utiliza para mantener limpia tu instalación. Se utiliza sobre todo para instalaciones de circuitos cerrados como puede ser el de suelo radiante. Las viejas instalaciones van precipitando suciedad, sobre todo en la superficie de las partes metálicas, bombas, válvulas, etc. Esta suciedad reduce el poder de intercambio y por lo tanto la eficiencia energética.

En algunos casos llegan a reducir el paso del caudal en las válvulas de regulación provocando el mal funcionamiento de zonas.

Este aditivo es un desincrustante apto para circuitos cerrados de calefacción o climatización, que permiten una limpieza exhaustiva de todas las superficies, y permite así optimizar el rendimiento del sistema. Habría que dosificar 1 litro por cada 200L de agua en el circuito y mantenerlo en circulación durante un periodo aproximado de 4 semanas.  Posteriormente es necesario eliminar toda el agua y volver a llenar el circuito con agua limpia.
 

  • THERMODOS-L, se trata de un aditivo con base de molibdeno, con el que conseguimos un recubrimiento de protección anticorrosión en las partes metálicas de la instalación. De esta forma mantenemos el circuito limpio y eficiente durante mas tiempo. Su eficiencia es mas elevada cuando lo añadimos a las instalaciones nuevas junto al agua de llenado. También se puede añadir a instalaciones antiguas que se han limpiado previamente con el Aditivo Thermodos-R.

Este aditivo ayuda a regular el pH del agua y su dosificación es de 1 litro por cada 200 l de agua del circuito.

  • THERMODOS- PLUS, aumenta el pH de la instalación. Es necesario según el RITE controlar el pH del agua en circuitos cerrados de calefacción y climatización. Un pH inferior a 7 (agua ácida) provoca una elevada corrosión de los metales, ensuciando el circuito y reduciendo la vida útil de los distintos elementos. 
  • THERMODOS- MINUS, disminuye el pH de la instalación. Se recomienda cuando el pH se encuentra por encima de 8 (agua alcalina). Un pH elevado provoca depósitos e incrustaciones en las partes metálicas del circuito reduciendo la capacidad de intercambio de estas y la eficiencia del sistema.

 Todos estos aditivos ayudan a mantener tu instalación en perfecto estado. 

Nuevo sistema Minitherm